JPEG - 32.5 KB
JPEG - 962.1 KB

FEMICIDIO EN SANTA FE: REPUDIO DE CTA Y EXIGENCIA DE JUSTICIA

Desde la Secretaría de Género de CTA de lxs Trabajadorxs de Santa Fe repudiamos el femicidio de María Cecilia Burgadt, trabajadora del estado de ATE en el Hospital Cullen, cuyo cuerpo sin vida fuera hallado este sábado en Barrio Esmeralda Norte.

CTA Santa Fe presente en Plenario de Secretarios Generales de la CTA.
En camino al congreso nacional extraordinario del 3 de octubre.

14:54 - 21 agosto 2019

El abandono de la Escuela Pública mató a Sandra y Rubén. #VidalEsResponsable
#JusticiaPorSandraYRuben

12:39 - 2 agosto 2019

Lxs trabajadorxs decimos NO A LA ADHESIÓN A LA LEY NACIONAL DE ART. Y exigimos un debate en audiencia pública en las Cámaras Legislativas.

12:27 - 29 julio 2019

Red Sindical por Ambientes de Trabajo Libres de Violencia
Hoy nuestrxs legisladorxs nacionales firmaron compromiso para tratar y ratificar el convenio 190° aprobado en la última conferencia de OIT
#Juntxs vamos a transformar y mejorar la vida de #Todxs

12:23 - 29 julio 2019

Portada del sitio || Noticias || Constituyente Social en la ciudad de Santa Fe

La Mesa Local de la CTA realizó en el salón de AMSAFE el pasado miércoles 15 de octubre, un importante encuentro con el objetivo debatir aportes relativos al lanzamiento de la Constituyente Social que se efectivizará los días 24 y 25 de octubre en S. S. de Jujuy. Del mismo encuentro participaron compañeras y compañeros pertenecientes a organizaciones gremiales, políticas, de ddhh y territoriales, convencidos de la necesidad de la construcción de un nuevo espacio político social y cultural, que congregue al campo popular y pueda incidir en la realidad nacional y local. Fruto del mencionado encuentro a manera de aportes se rescataron las siguientes propuestas.

Aportes al debate de la Constituyente Social

Como primer aporte, es necesario plantear la preservación de la autonomía de la Central, en el proceso de construcción de una nueva representación política histórica del campo popular.

Seguidamente, se plantea el mandato de construir un movimiento político, social y cultural de carácter liberador, antiimperialista y emancipador, que sea concordante y se ponga en línea con los procesos latinoamericanos de inclusión social e integración regional. Procesos que encuentran un paralelo en su antítesis, un modelo neoliberal que ha llevado a una de las crisis económicas más profundas de la historia en todo el orbe y fundamentalmente al país central del imperio; un sistema capitalista que va perdiendo mucho del consenso construido en los ’90, pero que sin embargo se resistirá ferozmente a ver su final.

Es nuestra convicción que una Central de Trabajadores que represente al movimiento obrero, debe asumir su autonomía no como una simple y vacía neutralidad, sino como la síntesis de la defensa real y objetiva de los intereses del trabajador. Estos intereses objetivos no son neutrales ni mucho menos, frente a las intentonas antidemocráticas y antipopulares de la derecha reaccionaria, que con sus golpes económicos, cívicos y políticos apunta a generar un retroceso de las conquistas sociales.

Ante el avance de estos sectores, es menester consolidar y fortalecer los procesos democráticos de los pueblos, independientemente del aparato partidario que se encuentre en el gobierno, y rechazar cualquier acción que tienda a desestabilizar y/o lesionar las instituciones democráticas, ya sea de nuestro país como de los países hermanos de nuestra Latinoamérica.

En este contexto, y bajo un profundo análisis coyuntural de esta nueva etapa política por la que transita el continente en su conjunto, es imprescindible determinar con precisión el marco de aliados de la CTA; que garantice una política de unidad; tanto en lo ideológico como en la acción concreta; tendiente a la articulación de todos los espacios políticos y sociales preexistentes.

Esta unidad debe garantizar el respeto de todas las identidades políticas y partidarias, por lo que sería improcedente la construcción de una nueva herramienta electoral, ya que no tendrá mayor efecto que el de fragmentar aun más el campo popular. El movimiento político, social y cultural que sea la expresión acabada de los intereses populares y de los trabajadores, no deberá prestarse a ser la plataforma de lanzamiento de ningún candidato, sino la concreción de una herramienta en la que confluya el poder popular, construido en la instancia de Paritaria Social y que logre revertir la correlación de fuerzas existente, delineando estrategias concretas de transformación política.

En este sentido, se hace necesario profundizar el debate por la recuperación y socialización de la memoria y la reconstrucción de nuestra historia reciente. Por ende también, repudiar a quienes desde los medios masivos de comunicación se vuelven la herramienta estratégica y las voces cantantes de los personeros del imperio, que pretende instalar en la opinión pública, aquellos discursos convenientes como: la reedición de la “Teoría de los Dos Demonios” o los relacionados al lock-out patronal autodenominado “conflicto del campo”; debates que les son funcionales a sus objetivos de reorganización y articulación de sus fuerzas, y de hegemonización y construcción de bases sociales propias, un fenómeno único en nuestra historia.

Otro tema considerado, fue la promoción de acciones concretas de unificación de las luchas y las reivindicaciones sectoriales (como podría ser una marcha por la justa distribución de la riqueza para este año), consensuada con todos los espacios políticos y sociales, que permitan por un lado, el acercamiento de aquellos actores sociales aún no contenidos en el marco de la Constituyente Social; y por otro, que marquen la etapa final del proceso de unidad, en el que todos los actores puedan ir alcanzado un alto grado de pertenencia y conciencia de clase.

La discusión, coherentemente con la definición de trabajador que defiende la Central, deberá hacer fuerte hincapié no sólo en las reivindicaciones sindicales y de los trabajadores, de importancia capital, sino también en contemplar las realidades y los reclamos de los sectores más vulnerables y olvidados de nuestra sociedad, es decir: los niños, los jubilados, los pueblos originarios, los jóvenes y las minorías sexuales. Cabe destacar además, que según estudios oficiales, el segmento social que evidencia los mayores índices de desprotección es el de las mujeres jóvenes, de entre 18 y 30 años. También es una necesidad prestar gran importancia a los debates en torno a género y a diversidad.

Es fundamental y prioritario, si se pretende dar forma a un proceso de liberación nacional, pues está incluido en el núcleo del concepto mismo, la atención en torno al eje por la SOBERANÍA, en todas sus problemáticas:

Soberanía económico-financiera y aduanera,

Soberanía del territorio y los recursos naturales,

Soberanía alimentaria/erradicación de la pobreza,

Soberanía energética,

Soberanía cultural, educativa, de las comunicaciones y de la información,

Soberanía industrial, comercial y tecnológica,

Soberanía de transporte y libre circulación,

Soberanía sanitaria y de seguridad social,

Soberanía jurídica y otras.

De la misma manera, entendemos de igual relevancia al eje respecto a la DEMOCRACIA, al fortalecimiento de sus instituciones y a los procesos de democratización de la vida social y política en nuestro país, como ser: democracia sindical, presupuestos participativos con capacidades reales de decisión, mesas de diálogo con efectiva injerencia las política públicas, ley de centros de estudiantes que democraticen y den marco legal a la representación gremial de los estudiantes, juicio y castigo a genocidas, desmantelamiento del aparato represivo, despenalización de la tenencia de estupefacientes, despenalización del aborto, ley de medios de comunicación, etc., etc.

Otro eje de primaria importancia, en la construcción del movimiento liberador, es la justa y equitativa REDISTRIBUCIÓN DE LAS RIQUEZAS. Esta problemática se expresa en los reclamos por la actualización de los salarios, en la asignación universal por hijo, en el 82% móvil de jubilación, en el reclamo por el paso a planta permanente de los planes del estado, por los planes de vivienda, por el boleto obrero-estudiantil, por un mayor presupuesto par educación y salud, por los subsidios a las canasta básica, entre muchísimos otros.

Y un cuarto eje, no menor, que se interrelaciona con los precedentes es LA INCLUSIÓN SOCIAL. Éste tiene expresiones en los reclamos por una “mesa de inclusión social”, por capacitación e incorporación efectiva a la vida laboral, por una educación para todos, en la creación de espacios culturales y de expresión artística, por programas de contención a los niños de la calle, contra la precarización laboral y desprotección sindical, y demás reclamos por el acceso a la cultura, la educación y la protección de los derechos sociales.

La constituyente social, será el espacio político en el cual converjan todas las fuerzas político-sociales, objetivamente interesadas en terminar con la matriz neoliberal de explotación, concentración y dominación. Desde él deberá surgir y conformarse un bloque social, sustentado en la construcción de poder popular; que deberá contar entre sus herramientas principales a la Paritaria Social; y que estructure una plataforma programática construida en común con dichas fuerzas, encaminada a gestar desde las bases, un proyecto de liberación nacional.

Los trabajadores, deberán sentirse convocados a ocupar un rol central y protagónico ante semejante empresa. La central por su parte, siendo la herramienta estratégica fundamental de los trabajadores y su expresión más genuina, no deberá descuidar los aspectos de su fortalecimiento y crecimiento, y por ende, la lucha por la personería gremial y la democracia sindical.

Para ir cerrando el presente aporte, una síntesis del espíritu que entendemos, subyace en la idea de una Constituyente Social: un nuevo contrato social, una nueva propuesta de país sustentada en los ejes de una justa redistribución de la riqueza, una mejor democracia, una mayor soberanía y una completa inclusión social.

ADUL: Flores Hugo, Mullor Alberto - Amas de Casa: Libertad - AMSAFE: José Testoni, Andrade Mariel, Marano Maria José, Herrera Zulema, Marchionatti Maria Soledad, Galluccio Javier, Cardozo Diego, Alesso Sonia – ATE: Adolfo Avallone, Martínez Luisa, Vargas Maria Elena, Aranda Gabriela, Galarza Dario, Meloni Carlos, Noriega Luciana, Denis Maria Rosa, Martini Marcelo – AMYT: Quinteros Marina – Bancaria: Ricardo Pasaban – CTA Territorial: Abanon, Roberto, Bonetto, Susana, Sala Ruben - CTA Castellanos: Bartto Gerardo - Ex-presos Politicos: Barraza Ramon, Trevisi Ernesto, Camara Ana - Fed. Juvenil Comunista: Ortegoza Claudio, Sequeira Matias – FSM: Vaschetto, Edith – HIJOS: Ruben Javier, Ruben Florencia - Juanito Laguna: Candiotti, Luciano - Juventud CTA: Detorti Lautaro, Gareca Rodrigo, Ruben Luciana, Leal Maria Sol - Juventud MTL: Sala, Anahi – Madres de Plaza de Mayo: Biegkler Norma, Kofman Celina – MCJP: Schanider Bernardo - MPSL: Sorbellini Juan Carlos, Canalis Sergio - MS16: Zago Antonio, Lencina Camila, Caren – MTL: Perusini Carlos - PC: Alfonso Alicia - Proyecto Sur: Gandini Ismael, Kosman Hugo, Fabrizio Dalia, Kaplan Sergio, Hase Yunes - Vec. Unión y Trabajo: San Juan Daniela - Mondino, Juliana - Diputados Provinciales Toni Riestra y JoséTessa

Archivos para bajar