JPEG - 32.5 KB
JPEG - 962.1 KB

FEMICIDIO EN SANTA FE: REPUDIO DE CTA Y EXIGENCIA DE JUSTICIA

Desde la Secretaría de Género de CTA de lxs Trabajadorxs de Santa Fe repudiamos el femicidio de María Cecilia Burgadt, trabajadora del estado de ATE en el Hospital Cullen, cuyo cuerpo sin vida fuera hallado este sábado en Barrio Esmeralda Norte.

CTA Santa Fe presente en Plenario de Secretarios Generales de la CTA.
En camino al congreso nacional extraordinario del 3 de octubre.

14:54 - 21 agosto 2019

El abandono de la Escuela Pública mató a Sandra y Rubén. #VidalEsResponsable
#JusticiaPorSandraYRuben

12:39 - 2 agosto 2019

Lxs trabajadorxs decimos NO A LA ADHESIÓN A LA LEY NACIONAL DE ART. Y exigimos un debate en audiencia pública en las Cámaras Legislativas.

12:27 - 29 julio 2019

Red Sindical por Ambientes de Trabajo Libres de Violencia
Hoy nuestrxs legisladorxs nacionales firmaron compromiso para tratar y ratificar el convenio 190° aprobado en la última conferencia de OIT
#Juntxs vamos a transformar y mejorar la vida de #Todxs

12:23 - 29 julio 2019

Portada del sitio || Noticias || EL SPR REPUDIA EL AMEDRENTAMIENTO DE LOS POLICIAS DE JUDICIALES A TRABAJADORES DE PRENSA

La CTA Santa Fe acompaña al Sindicato de Prensa de Rosario que, a través de su Comisión de Libertad de Expresión y Formación Profesional, expresa su profunda preocupación por el comportamiento que un miembro de la División Judiciales de la UR II de Policía tuvo para con trabajadores de prensa de distintos medios de la ciudad.

Todo ocurrió cuando, con un teléfono celular, grabó un video que podría comprometer a tres de esos trabajadores. Según dijeron los hombres de la fuerza, la ‘demostración’ fue hecha para mostrar que cualquiera “puede hacer un montaje falaz”, en alusión al que puso en pantalla la señal América 24 y la entrevista realizada con la persona conocida como “Monchi” Cantero, el hijo adoptivo de la familia Cantero que integra la banda conocida como Los Monos en el barrio La Granada, en la zona sur de Rosario.

En la reunión con los agentes de Judiciales se encontraba presente el titular del área, Cristian Romero. Durante el encuentro en Jefatura, se permitió a los periodistas gráficos que tomaran nota, pero no que los medios audiovisuales hicieran imágenes. Todo ocurrió en las oficinas de la División Judiciales, y como hoy lo relatan distintos medios, con un teléfono celular de alta gama, los policías hicieron, en ese momento, un video al que calificaron de demostrativo, durante cuyo desarrollo alguien guardaba dinero en una riñonera con la intención de pagarle a tres de los periodistas presentes en la reunión para que publiquen determinada información. En la toma que se hizo con el citado celular, se menciona por sus apellidos a los tres trabajadores de prensa. Pero eso no fue todo, ya que a uno de esos periodistas le pidieron que les alcanzara la riñonera que con absoluta intención había sido dejada sobre una silla. Según dijeron los hombres de Judiciales, no sólo demostraron que el hijo adoptivo de los Cantero pudo haber trucado el video exhibido por América 24, y que comprometía a policías de Rosario, sino que ellos también pueden hacerlo con usos intimidatorios.

Esta Comisión del SPR expresa con toda firmeza que el comportamiento policial es, sin duda, temerario e intimidante para quienes fueron parte de la reunión. Extraña, por otra parte, la vocación pedagógica de Judiciales, ya que no revelaron nada nuevo sobre cómo se hace, con la tecnología actual, para realizar ese trabajo, cuyo valor probatorio no le corresponde calificar a quienes trabajan en la búsqueda de información, un derecho humano y bien social que se debe proteger.

Nuestra organización toma el episodio como un hecho de gravedad, manifiesta su repudio por el mismo y expresa que seguirá los canales correspondientes en la búsqueda de dejar con valor irrefutable la percepción del acontecimiento, para que respondan por el mismo las personas que correspondan. Al mismo tiempo manifestamos nuestra solidaridad y respaldo con los trabajadores de prensa que cumplen con su tarea en un momento de muchas dificultades para el desarrollo del trabajo periodístico.