JPEG - 32.5 KB
JPEG - 76 KB

ESTER TORRICO PEÑA (CÓNSUL DE BOLIVIA), MANTUVO UNA REUNIÓN CON EL MOS Y HABLÓ EN LA FERIA DEL LIBRO NACIONAL Y POPULAR

Este sábado 16 de noviembre, en la sede de FESTRAM (Av. Freyre 1635), dirigentes del Movimiento Obrero Santafesino participamos de un encuentro con la Cónsul de la República Plurinacional de Bolivia Ester Torrico Peña.

Dolor y bronca por desprecio a la vida de lxs trabajadorxs. Por éstas cosas, rechazamos la adhesión a la ley Menem-Macrista de ART.

12:18 - 30 septiembre 2019

CTA Santa Fe presente en Plenario de Secretarios Generales de la CTA.
En camino al congreso nacional extraordinario del 3 de octubre.

14:54 - 21 agosto 2019

El abandono de la Escuela Pública mató a Sandra y Rubén. #VidalEsResponsable
#JusticiaPorSandraYRuben

12:39 - 2 agosto 2019

Lxs trabajadorxs decimos NO A LA ADHESIÓN A LA LEY NACIONAL DE ART. Y exigimos un debate en audiencia pública en las Cámaras Legislativas.

12:27 - 29 julio 2019

Portada del sitio || Noticias || FORO CONTRA LA IMPUNIDAD: NUEVA PRESENTACIÓN A LA UNL CONTRA EL REPRESOR FRILLOCCHI

Por segunda vez en lo que va del año se concretó una reunión con el rector de la UNL, Albor Cantard, a fin de realizar –como reza la nota que se entregó- “un acto de insistencia” sobre la petición que se hiciera en marzo pasado. Además le entregamos más información y antecedentes sobre César Luis Frillochi y su actividad durante la dictadura. Fundamentamos también, por qué la UNL tiene las atribuciones estatutarias, reglamentarias y laborales como para exonerarlo sin más dilaciones.

Muchas veces nos preguntamos dónde están y qué hacen hoy, los que llevaron adelante el terrorismo de Estado en la última dictadura. Por mucho tiempo se dijo que eran “mano de obra desocupada” pero ahora sabemos que no es ni fue así. Los represores santafesinos llegaron a ser jueces, presidentes comunales, altos funcionarios de gobierno en seguridad, candidatos electorales, sindicalistas y a veces se quedaron en los puestos de trabajo que la dictadura les asignó, como es el caso de César Luis Frillochi.

Formalmente, el alta de Frillocchi en el cargo de PCI es de abril de 1978. Sin embargo, a pocos días del golpe cívico militar, el 1º de abril de 1976 el interventor militar en la UNL coronel José H. Núñez designó a Frillochi en un cargo no docente. No fue casual su asignación a “Sección Alumnado” de la Facultad de Ingeniería Química (FIQ), ya que desde esa oficina tenía acceso a los legajos con toda la información de los estudiantes.

Además, Frillocchi fue estudiante “crónico” en la FIQ y se infiltró en la agrupación estudiantil JUP, para colectar información de manera directa. “Estudió” ingeniería química entre 1971 y 1982, sin haber completado el ciclo básico de la carrera. De este modo, como no docente y como estudiante se ubicó en una posición inmejorable para desarrollar su abominable “trabajo” de entregador. La FIQ es la unidad académica con mayor cantidad de militantes asesinados y desaparecidos de la UNL y de Santa Fe.

Hoy Frillochi, lejos de ser mano de obra desocupada es jefe de la sección Diplomas en el rectorado de la UNL.

Desde el Foro contra la impunidad y por la Justicia exigimos que tan peligroso personaje sea expulsado de la Universidad. En este sentido nos reunimos por segunda vez en lo que va del año con el rector de la UNL, Albor Cantard, a fin de realizar –como reza la nota que se entregó- “un acto de insistencia” sobre la petición que se hiciera en marzo pasado. Además le entregamos más información y antecedentes sobre César Luis Frillochi y su actividad durante la dictadura. Fundamentamos también, por qué la UNL tiene las atribuciones estatutarias, reglamentarias y laborales como para exonerarlo sin más dilaciones.

El rector, por su parte, se comprometió a estudiar el caso con el apoyo de Asuntos Jurídicos, reunir todas las pruebas para iniciar la investigación y luego comenzar los trámites administrativos que correspondan.

Los y las integrantes del Foro contra la impunidad y por la Justicia luchamos por la memoria, la verdad, la justicia y para que la mano de obra genocida sea repudiada, juzgada y condenada.