JPEG - 32.5 KB
JPEG - 77.2 KB

CARTA DE CGT Y CTA AL GOBERNADOR OMAR PEROTTI

El viernes 26 de marzo, la CGT Regional Santa Fe y la CTA Santa Fe enviaron una carta al Sr. Gobernador Omar Perotti solicitando la inclusión de las organizaciones sindicales integrantes de ambas al Comité de Crisis a conformarse en la provincia y en cada uno de los departamentos.

Dolor y bronca por desprecio a la vida de lxs trabajadorxs. Por éstas cosas, rechazamos la adhesión a la ley Menem-Macrista de ART.

12:18 - 30 septiembre 2019

CTA Santa Fe presente en Plenario de Secretarios Generales de la CTA.
En camino al congreso nacional extraordinario del 3 de octubre.

14:54 - 21 agosto 2019

El abandono de la Escuela Pública mató a Sandra y Rubén. #VidalEsResponsable
#JusticiaPorSandraYRuben

12:39 - 2 agosto 2019

Lxs trabajadorxs decimos NO A LA ADHESIÓN A LA LEY NACIONAL DE ART. Y exigimos un debate en audiencia pública en las Cámaras Legislativas.

12:27 - 29 julio 2019

Portada del sitio || Noticias || 24 DE MARZO: NO HAY MARCHA PERO HAY MEMORIA - 30.000 PRESENTES

Desde CTA de lxs Trabajadorxs Santa Fe a 44 años del golpe cívico militar reafirmamos nuestro compromiso en la lucha por Memoria, Verdad y Justicia, y expresamos "LOS 30.000 VIVEN EN LA LUCHA DE LA CLASE TRABAJADORA".

Mas articulos sobre

Como integrantes del Foro Contra la Impunidad y por la Justicia de Santa Fe compartimos el documento que elaboramos desde este espacio y damos a conocer por este medio a la comunidad:

En las condiciones actuales de lucha colectiva y solidaria contra la pandemia, venimos simbólicamente a la plaza, a 44 años del golpe cívico - militar - eclesiástico del 24 de marzo de 1976, como lo hemos hecho siempre, con nuestros 30.000 compañeras y compañeros desaparecidos a la cabeza y en nuestros corazones. Seguimos los caminos de quienes desde el comienzo nos convocaron a marchar y a no abandonar jamás
ninguna lucha: las Madres de Plaza de Mayo, hoy representadas por nuestras queridas Otilia y Queca.

Venimos en primer lugar a rendir homenaje a lo mejor de la generación diezmada, a quienes supieron resistir, de una u otra forma a la peor dictadura de la historia argentina. Compañeras y compañeros que fueron desaparecidos por ser portadores de un proyecto de liberación nacional y justicia social, al que no renunciaron jamás. Un proyecto que no negociaron a cambio de algún beneficio personal, aun a costa de su propia vida. Esa militancia, generosa, decidida, solidaria y comprometida con el pueblo oprimido, está presente hoy en esta plaza, como lo señalaron siempre nuestras queridas Madres. Y están presente en cada lucha que lleva adelante este pueblo, que hoy levanta sus banderas. Rendimos homenaje a nuestros 30.000 desaparecidos y asesinados. Traemos hoy acá su legado imborrable, para que profundicemos nuestro compromiso con la lucha colectiva, popular, nacional y latinoamericana. Porque así nos enseñaron.

Venimos también a recordar, para que nadie se olvide jamás, que aquí se implantó el Terrorismo de Estado y se cometió un genocidio, que se extendió a todos los sectores que resistían: Obreros, Estudiantes, Campesinos, Profesionales, Hombres y Mujeres, en su mayoría Jóvenes, y otros con los que se ensañaron por su origen religioso o por su elección sexual. Y como si todo esto no bastara, también se apropiaron y robaron la identidad de los hijos e hijas de compañeras secuestradas que nacieron en cautiverio.

Tampoco olvidamos ni perdonamos las campañas de exterminio de los pueblos originarios en la conquista española y en siglo XIX por la oligarquía nativa. Ni las masacres de obreros en la Semana Trágica, la Patagonia, y en los dominios de la Forestal. Ni los masacrados en el bombardeo a casa de gobierno y Plaza de Mayo en 1955. Ni los fusilados de 1956. Ni a todos los mártires de la resistencia a las dictaduras anteriores: Felipe Vallese, Hilda Guerrero de Molina, Santiago Pampillón, Cabral, Blanco, Bello, los 19 compañeros y compañeras fusilados en Trelew en 1972. Solo para recordar algunos nombres, de una lista interminable. Para reafirmar que no los olvidaremos jamás. “La sangre derramada no será negociada”. “La sangre de los caídos es rebelión”. Dos expresiones justas y necesarias, que representan el abrazo de dos generaciones de luchadores populares.

La oligarquía, los militares, policías, torturadores, capellanes y obispos cómplices y grandes
empresarios, han hecho demasiado daño en nuestra patria, a partir de la Triple A en 1974, el llamado
Operativo Independencia en 1975 y la dictadura de 1976. Han producido demasiado dolor en las familias argentinas, tanto por sus crímenes como por el régimen económico de privilegios y opresión que implantaron. Sistema de entrega del patrimonio nacional, deuda externa, explotación a los trabajadores y exclusión social, que se impuso a Sangre y Fuego primero, y luego con herramientas de la propia democracia: con la traición política en los 90, y en 2015 con la manipulación de los medios de comunicación y la guerra judicial.

Por eso venimos acá a decir NUNCA MÁS dictaduras, NUNCA MÁS Genocidios y NUNCA MÁS Neoliberalismo.

Así lo dijimos siempre. Pero con la promesa de que íbamos a estar mejor, y con las operaciones mentirosas y sistemáticas de los medios de comunicación, a partir de diciembre de 2015 se volvió a implantar el más crudo neoliberalismo. Volvieron a tomar el poder político las minorías del privilegio, los terratenientes, los grandes contratistas del Estado, la banca extranjera, los exportadores de granos y carnes, los monopolios
del comercio interior de alimentos. Para servir a esos intereses no se vaciló en multiplicar las tarifas de los servicios públicos, abrir la importación indiscriminada de productos extranjeros, reducir el salario real y las
jubilaciones, cerrar decenas de miles de pequeñas y medianas empresas, expulsar cientos de miles de trabajadores de sus puestos de trabajo, atacar a los sistemas de educación y salud pública, reprimir la protesta social, y convertir al Poder Judicial en instrumento de persecución política.

Todo esto culminó en el pacto infame con el Fondo Monetario Internacional, que vino a financiar la campaña de la supuesta reelección de Macri, con un préstamo multimillonario, que sólo sirvió para la fuga de capitales al exterior. Con este instrumento de dominación, nos dejaron una deuda externa insostenible, y tierra arrasada en las pequeñas y medianas empresas y en los sectores más humildes de nuestro pueblo. Nada escapó del plan de dominación de esta oligarquía de CEOS, o gerentes de multinacionales como les decíamos, que también hicieron su cosecha personal. Así ocurrió en los negociados de la empresa Vicentín, los parques
eólicos, las Autopistas, y decenas de casos de corrupción que deben investigarse y sancionarse.

Los empresarios en el poder cercenaron todas las libertades públicas y suprimieron el Estado de
Derecho. Nombraron por decreto a dos integrantes de la Corte Suprema. Derogaron también por decreto la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Intentaron reducir las condenas a genocidas presos con el 2x1. Promovieron y encubrieron el gatillo fácil desde las más altas esferas de gobierno. Reprimieron en forma violenta a las protestas populares con asesinatos de manifestantes como Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, Rodolfo Orellana y Marcos Soria. Realizaron encarcelamientos políticos a través de causas armadas con falsos arrepentidos, extorsiones, jueces corruptos, y campañas mediáticas con noticias falsas (law fare y fake news). Cerraron o persiguieron a medios de comunicación opositores para imponer la desinformación y la mentira. Implementaron el espionaje ilegal a los adversarios políticos. Destituyeron u obligaron a renunciar a fiscales, jueces y camaristas. Y expulsaron mediante amenazas mafiosas a la Procuradora General de la Nación.

Desde las más altas esferas de gobierno nacional se difundió la versión negacionista del genocidio, y de retorno no sólo a la “teoría de los dos demonios” de los años 80, sino a la propia “doctrina de seguridad nacional” de la dictadura. Se reflotó el fantasma del terrorismo para justificar las políticas de militarización interna y la violencia institucional.

El retorno del neoliberalismo en Argentina no fue un hecho aislado en América Latina. Al igual que con las dictaduras de los años 70 y el Plan Cóndor para nuestra América del sur, fue el imperialismo norteamericano el que promovió y financió esta nueva etapa de neocolonialismo en la región. Así se destituyó
a Fernando Lugo en Paraguay, a Dilma Russef en Brasil y se encarceló a Lula. Se destituyó a Zelaya en Honduras. A fines de 2019 derrocaron al gobierno popular y soberano de Evo Morales en Bolivia, con un golpe cívico militar criminal, planificado desde EEUU e instrumentado por la propia OEA. Frente a las protestas masivas del pueblo chileno, encabezadas por una juventud heroica que no se rinde, desataron una represión brutal que
aun continúa.

Por eso, un futuro de soberanía y justicia social, depende de la unidad latinoamericana que debemos seguir construyendo. Es fundamental seguir sosteniendo la resistencia a la dictadura boliviana junto a Evo Morales desde nuestra patria, y es un orgullo que así sea.

Lo ocurrido en Bolivia, y también en Brasil con Bolsonaro, nos debe alertar en cuanto al rol de las
fuerzas armadas en América Latina. Militares que vuelven a comportarse como gendarmes del imperio y las dictaduras. El gobierno nacional debe poner la mayor atención a la formación que hoy se imparte en nuestros
Liceos y Colegio Militar. Es allí donde debe ingresar con decisión una formación basada en los conceptos desoberanía nacional, unidad latinoamericana, justicia social, democracia, y derechos humanos. Sin ningunaconcesión. Y exigiendo el cese de todo tipo de maniobras conjuntas con las fuerzas armadas del imperio.

La construcción de memoria, verdad y justicia es una lucha del pueblo que no tiene fecha de finalización, y que debe impregnar a todos los ámbitos de la sociedad. Eso permitió que el pueblo reaccione ante los primeros pasos de las políticas de opresión neoliberales. Así ocurrió en el Noroeste argentino, que ya en diciembre de 2015 se lanzó a las calles con Milagro Sala a la cabeza. Por eso la valerosa compañera fue la
primera presa política del macrismo.

Las luchas de resistencia se fueron poco a poco extendiendo a todo el país: contra los tarifazos, contra
los despidos, por el sostenimiento del salario y las paritarias, contra la reforma jubilatoria. Luchas que tuvierona los sectores combativos del movimiento obrero a la cabeza. En los Derechos Humanos la pelea contra el 2x1con una gigantesca movilización nacional y popular que obligó al gobierno a retroceder en su intento de
reducir condenas a los genocidas, con la complicidad de su nueva Corte Suprema. Luego, ante la profundización de las políticas de saqueo y exclusión social, vinieron las marchas contra el hambre de los movimientos sociales. Como parte de la lucha de las mujeres por sus derechos y contra la violencia de género se multiplicaron las movilizaciones del movimiento de mujeres, que ganaron las calles en todo el país.

En el desarrollo de la resistencia popular fue fundamental la lucha contra la desinformación de un pequeño sector del periodismo y de los medios de comunicación minoritarios. Así como la resistencia de un puñado de jueces que dieron testimonio de coraje y compromiso para sostener la independencia de una partedel Poder Judicial: Alejo Ramos Padilla, Luís Carzoglio, Eduardo De Lázzari y otros.

Hoy estamos en un nuevo contexto político: el pueblo logró derrotar al neoliberalismo en las urnas. Pero aún faltan las batallas más importantes. Luchas que están en pleno desarrollo: contra el hambre y la desocupación, y ahora contra los efectos de una pandemia que pone en riesgo la salud de la población por un lado, y por otro, muestra las consecuencias del desmantelamiento salvaje de las políticas públicas de salud como en Italia. En Argentina con un Estado presente y la recuperación del Ministerio de Salud. Luchas contra los condicionamientos del FMI por la deuda externa, contra los sectores que multiplicaron sus capitales en los últimos años en base a rebajas de impuestos y retenciones, contra un poder judicial corrupto que se niega a renunciar a sus escandalosos privilegios, contra los civiles genocidas que avanzaron en su situación de impunidad. En todo esto, será vital la presencia del pueblo movilizado.

Debemos recobrar con celeridad, el rol activo del Estado en el juzgamiento de los crímenes de lesa
humanidad, en la construcción de memoria, en la recuperación de los restos de los desaparecidos y en la
restitución de las identidades despojadas. Y una fuerte presencia en el combate a la violencia de todo tipo que hoy afecta a los más amplios sectores del pueblo: los femicidios, los asesinatos mafiosos, la violencia institucional, y todos los delitos que se cometen a diario. Eso implica la reforma profunda de las fuerzas de seguridad, que deben ser controladas desde el poder político, desmantelar la asociación entre sectores de la policía con los narcotraficantes, y realizar una profunda reforma judicial. Pero sobre todo se requiere recuperar y aumentar los niveles de igualdad social, de ocupación laboral, y del nivel educativo.

Los Derechos Humanos de ayer son inseparables de los Derechos Humanos de hoy, que requieren de fuertes políticas de Justicia Social, Soberanía Nacional y Democracia real.

Por eso, a 44 años del golpe genocida del 24 de marzo de 1976, decimos:

- Cárcel común y efectiva a todos los genocidas: militares, policías y civiles.

- Restitución de todas las identidades de los nietos y nietas apropiadas

- Recuperación y devolución a sus familias de los restos de los desaparecidos

- Por una profunda reforma democrática del Poder Judicial, que garantice independencia y justicia verdadera, y termine con las jubilaciones de privilegio y el ingreso por pertenencia familiar.

- Al Poder Judicial le exigimos: Libertad ya a Milagro Sala y a todos los presos políticos del macrismo.

- Justicia para Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

- Por una decisión soberana sobre la deuda externa, que proteja los derechos del pueblo, y haga responsable
de la misma a quienes la contrajeron para su propio beneficio.

- Por impuestos y retenciones justas, que recaigan sobre quienes se apropiaron durante años de la riqueza producida por nuestro pueblo. Por Trabajo, Salarios y Jubilaciones dignas. Neoliberalismo NUNCA MÁS.

POR MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA. NUNCA MÁS DICTADURAS NI GENOCIDIOS EN ARGENTINA Y AMÉRICA LATINA.

30.000 COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS DESAPARECIDOS: PRESENTES ! AHORA Y SIEMPRE !

Foro contra la Impunidad y por la Justicia de Santa Fe, 24 de marzo de 2020

Integrantes del Foro:

MADRES DE PLAZA DE MAYO
FAMILIARES DE DESAPARECIDOS Y DETENIDOS POR RAZONES POLÍTICAS
H.I.J.O.S. – REGIONAL SANTA FE
LIGA ARGENTINA POR LOS DERECHOS HUMANOS
ASOCIACIÓN EX PRESOS POLÍTICOS – SANTA FE
EL PERISCOPIO – EX PRESOS POLÍTICOS CÁRCEL DE CORONDA
AMSAFE
ATE
ADUL
CTA DE LOS TRABAJADORES
SADOP
FESTRAM
LA TOSCO DOCENTE
PARTIDO COMUNISTA
MOVIMIENTO EVITA
MILITANCIA PARA LA VICTORIA
LA CÁMPORA
MOVIMIENTO JUANA AZURDUY
DESVÍO A LA RAÍZ - AGRICULTURA ANCESTRAL

Adhesiones al documento:

ASOCIACIÓN DE PRENSA DE SANTA FE
PARTIDO SOLIDARIO
INSTITUTO MOVILIZADOR DE FONDOS COOPERATIVOS
FRENTE OCTOGONO - FHUC
CENTRO DE ESTUDIANTES DE LA FACULTAD DE HUMANIDADES Y CIENCIAS(CEFHUC)
ASOCIACIÓN DE FILOSOFÍA Y CIENCIAS SOCIALES (AFICS)
ASOCIACIÓN CULTURAL ISRAELITA ARGENTINA "I.L. PERETZ"
ASOCIACIÓN MANZANAS SOLIDARIAS
ACCIÓN EDUCATIVA
CEFMA (Centro de Formación Marxista)
AGRUPACIÓN ÁGORA- INSTITUTO N°12 "GASTÓN GORI"
NUEVA MAYORÍA SANTA FE
LA MELLA LITORAL
MALA JUNTA SANTA FE
"LA WALSH" CENTRO DE ESTUDIANTES DEL INSTITUTO 8° ALMIRANTE BROWN.
EL HORMIGUERO-SANTA FE
CONSTRUIR ECONÓMICAS (FCE)
RADIO CULTURA
ESCRITORES SANTAFESINOS